Imaginaos al escritor aficionado, lleno de ideas que le encantaría transformar en libros, ese que lo mismo está preparando un cuento basado en su infancia (porque ha leído en alguna parte que la literatura infantil«está de moda») que una novela histórica ambientada en el Siglo de Oro («por que de verdad que me encanta Pérez Reverte y Alatriste») o un poemario en verso libre.

El escritor prolífico

Suele ser un tipo prolífico, con las ideas muy claras y una personalidad arrolladora así que, cuando acude a mí como editora y le pregunto en qué cree que le puedo ayudar, me suelta: «Lo que necesito es saber cuánto cobra un agente por negociarme un contrato con X» (y pon aquí el nombre de una editorial de relumbrón, de esas que necesitas gafas de sol para acercarte a su lista de autores). Y ya de paso quiere saber a cuanto ascenderá su anticipo, y los royalties y cuanto tardará Óscar López en entrevistarle en Pagina 2.

A pesar de las veces que he escuchado esa petición no puedo evitar abrir los ojos, levantar las cejas y no sé si hacerle la ola (por esa confianza en sí mismo que raya en la temeridad) o soltar una carjacada que aligere el momento (porque tiene que estar bromeando ¿verdad?)

Todos los escritores tenemos derecho a soñar con aparecer en el catálogo de nuestra editorial favorita (o de cualquiera, si vamos a eso) pero de ahí a pensar que basta con enviar nuestro manuscrito a un agente para que se nos abran las puertas del paraíso literario va un abismo y mucho más ahora, cuando las editoriales convencionales tienen que competir con las plataformas de autopublicación que están democratizando el acceso al mundo de la edición. Así que si crees que necesitas buscarte un agente, sigue leyendo.

¿Pero qué es un agente?

El agente te representa ante la editorial
Foto: Daria Shevtsova (Unsplash)

Un agente literario es un intermediario entre los escritores y los editores. Son profesionales con contactos, que conocen a los que «cortan el bacalao» en el mundo editorial y que saben qué editoriales tienen presupuesto para adquisiciones, en cuál encajará mejor tu manuscrito, e incluso te pueden ayudar a pulirlo antes de presentarlo. Saben cuál es la línea editorial de cada sello, algo esencial para que los lectores profesionales te tengan en cuenta, y algunos de ellos son auténticas «bestias» de la profesión, a la vez temidos y respetados.

Además, es quien negociará con la editorial tu contrato, tu anticipo y tus derechos. Son los agentes comerciales de tu obra y los que te pueden conseguir el trato más ventajoso.

Un agente no es una ONG. Su trabajo es conseguir que tu manuscrito llegue a una editorial y, por esa labor, te cobra un porcentaje sobre los beneficios de la obra representada que pueden oscilar entre el 10% y el 20%.

¿Necesito yo un agente?

El ingente trabajo del agente literario

Pues sí… o no, porque todo depende de cuáles sean tus objetivos. ¿Esperas contruir una carrera literaria a largo plazo? Quizá sea buena idea contar con los servicios de un agente. Si a pesar del ingente trabajo que tienen consigues que te preste atención, sus sugerencias y recomendaciones te ayudarán muchísimo a mejorar como escritor y a que tu libro tenga la calidad que exigen las editoriales.

Por el contrario, cuando estás empezando y te planteas publicar una primera obra quizá deberías «probar en beta» tu libro, autopublicarlo en cualquiera de las plataformas disponibles y ver cómo funciona a nivel de ventas, recomendaciones, y opiniones de los lectores. De esta manera, además de ahorrarte la comisión, comprobarás de primera mano si tu libro es «material de editorial convencional.»

¿Cómo se selecciona un agente?

Este es otro tema espinoso. Los agentes establecen una relación personal con sus representados y el que a un autor le parece estupendo, a otro no le gusta. Existen, eso sí, directorios de agencias a los que puedes acudir y, si no tienes referencias del agente que escojas, tendrás que fiarte de tu intuición.

Sin embargo,  y para ponértelo un poco más fácil, si un agente pretende cobrarte por leer tu manuscrito, sal corriendo. Un buen agente sólo te cobrará comisión si consigue rentabilizar tu obra y nunca antes porque, en cierta manera, está invirtiendo en tí.

Y ahora…a enviarle mi manuscrito

¿Qué tengo que enviar a un agente?
Foto: Duong Trân Quôc (Unsplash)

Espera un momento; no es tan sencillo. A la hora de contratar un agente existe un «protocolo» que los escritores tienen que cumplir. Si no lo haces, quedarás como un pardillo y, desde luego, el ocupadísimo agente ni se dignará en echar un vistazo a tu trabajo por muy bueno que sea…pero de esos requisitos básicos hablaremos muy pronto en otro artículo.

Si éste te ha parecido útil, no dudes en compartirlo si conoces a otros a quienes les pueda interesar. La información debe circular. Siempre.

Anuncios

18 comentarios en “Escritor busca agente

    1. Genial. Me hace ilusión que te inspire y te resulte útil. ¡Y no dudes en preguntarme cualquier cuestión relacionada con tu novela! A veces, los comienzos son complicadillos por más ilusión que se tenga. ¡Que tengas una gran semana de escritura!

      Me gusta

    1. Gracias a tí por tu comentario. El agente es una figura «difusa» para los escritores que empiezan pero me gusta ofrecerles todas las opciones para que puedan decidir qué quieren hacer con su manuscrito con conocimiento de causa. Pronto publicaré esos consejos. 🙂

      Me gusta

  1. María el mundo editorial en definitiva ha cambiado, con esto de la auto publicación y las editoriales digitales, hacer que tu libro entre en el mercado literario ahora requiere de otras estrategias. La figura del agente es esencial porque es quien justo te pone en contexto, no solo por la corrección de estilo y la asesoría, sino porque para empaparse de esta nueva forma de publicar es importante recurrir a esta figura para involucrarse en el ámbito editorial desde las nuevas propuestas. Un tema que como bien dices amerita ser divulgado. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Eliana, gracias por tu comentario. De eso se trata, de tener a los escritores que empiezan al día de lo que necesitan para conseguir sus objetivos. Si os gusta y os resulta útil, yo estoy contenta.
      Un abrazo. Que tengas un buen día

      Me gusta

  2. María, ¡qué buenísimo artículo!
    No tenía ni idea de algunas de las cosas que mencionas aquí y te agradezco mucho la claridad con la que lo has expuesto todo. Directo, claro y realista.
    Nunca me he planteado escribir un libro… o mejor debería decir, que aún no, jajaja
    Sin embargo, te aseguro que si algún día se me cruza por la mente, a la primera que voy a escribir/llamar, vas a ser tú sin duda alguna!
    ¡Enhorabuena María!
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, gracias Ana. A veces, estos aspectos tan técnicos no llegan bien a todos los públicos pero si tú me dices que es claro y directo y que los escritores lo encontrarán útil, me siento satisfecha.
      Un abrazo, guapa. Que tengas un buen día.

      Me gusta

    1. Muchas gracias, Nerea. Sé que es un tema especializado pero ¿quién sabe cuándo va a despertar la chispa literaria en alguien? Igual dentro de poco te veo en fase de publicar todo lo que sabes de e-commerce en un manual…y a muchos nos vendría muy bien.
      Un abrazo. Que tengas un gran día.

      Me gusta

  3. Un artículo muy interesante con un tema que nunca me había planteado. Todavía no me planteado escribir un libro pero si lo hago te contacto a ti jajaja Espero leer más post tuyos pronto
    Realmente el mundo editorial ha cambiado mucho, ahora es muy fácil auto publicarte un libro por internet
    Saludos,
    Odina

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿A que sí? La edición (e incluso la autoedición) es todo un mundo, con sus reglas, sus protocolos y su forma de hacer. Por eso me gusta escribir estos artículos, porque son como pequeños mapas que te ayudan a avanzar hacia la meta y no perderte mucho.
      Muchas gracias por tu comentario, Odina. Es reconfortante ver que hay personas por el mundo que sienten curiosidad por mi mundo de libros y letras. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Me considero una escritura en experimento. Y como sueño el ser una escritora reconocida. Me encantó el post y por lo visto conseguir un agente es algo que se debe planificar muy bien.
    Saludos.

    Me gusta

    1. Hola Alexa:

      ¡Encantada de conocer a una futura escritoa! Gracias por tu comentario. Sí, es una de esos pasos que, sin ser imprescindible, puede ser un poco confuso si te decides a buscar uno. Por eso me gusta traer al blog este tipo de artículos de vez en cuando, para ampliar la información necesaria para los escritores o de los que queráis llegar a serlo.
      ¡Que tengas un buen día!

      Me gusta

  5. Genial guapa, la verdad es que no es tan sencillo ese mundo de los agentes, sobre todo cuando no tienes un plan definido o cuando no sabes cómo enfocarlo, qué necesitas y cómo buscarlo realmente. Tu post viene genial para las personas que andan necesitando y en la búsqueda de agentes para sus proyectos, así que súper los datos y todo lo que has construido. Un abrazo preciosa 🙂

    Me gusta

    1. Muchas gracias Diana. Cuando publico algún artículo más técnico siempre pienso que no va a llegar a algunos de mis lectores, porque no todo el mundo está en la misma etapa de desarrollo del libro; por eso tus palabras me estimulan y me hacen pensar que voy en la dirección correcta, cumpliendo mi misión de ayudar a los escritores que empiezan. ¡Así da gusto escribir y publicar! 🙂

      Me gusta

  6. Hola María. He disfrutado leyendo tu artículo.
    A mí me parece estupendo que el escritor que se acerca a ti crea que va a “petarlo” en un plis plas. Eso es un gran impulso para ponerse y mantenerse en marcha cuando aparezcan los obstáculos.
    Pero entiendo tu punto de vista. Una buena dosis de realismo le preparará para ponerse “el mono de trabaja” y hacer lo que haga falta, que no es poco.
    Por cierto, tembién como Dorit, me quedé con la curiosidad acerca de ese protocolo… 😉
    Abrazos, María!

    Le gusta a 1 persona

  7. Muchas gracias por tu comentario, Cristina. A mi me ilusionan los escritores que creen en su proyecto, porque sin esa fe y ese empuje, por mucho que yo quiera, o que las editoriales quieran, el libro no puede llegar muy lejos, pero, como dices, creer en uno mismo nunca debería estar reñido con una saludable dosis de «esto es lo que hay». Para mí, esa es la condición básica del éxito y lo que quiero transmitir. Casi todo es posible si se sabe cómo. En un par de semanas (por eso de la intriga)…¡el paso a paso prometido!
    Feliz finde.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s